Que no falten los detalles en las posadas de tu empresa

Que no falten los detalles en las posadas de tu empresa

Las posadas, una tradición mexicana que llena de alegría a chicos y a grandes. Son una costumbre que como muchas otras, proviene de la época prehispánica, cuando los españoles quisieron evangelizar a los pueblos conquistados.

Las famosas posadas navideñas, empezaron como misas de aguinaldos, durante las cuales se realizaban representaciones del nacimiento de Cristo. En la Nueva España se representaron por primera vez en 1587, bajo la supervisión de fray Diego de Soria. Recuerda cuando San José Y la Virgen María, iban de casa en casa, buscando un lugar donde naciera su Hijo.  A partir de entonces, son una fiesta muy popular que une a las familias y a los trabajadores de las empresas. Son muchos que organizan las posadas para darse el “abrazo” antes de salir de vacaciones.

Los elementos de las posadas

¡Eeen el nombre del cieeelooo…!  Son esos cánticos navideños con los que los peregrinos pedirán posada. Asimismo, contiene los diálogos que tendrán que recitar los peregrinos. Se cantan con velitas encendidas y al terminar se encienden luces de bengala.

Una vez terminada de cantar la letanía se pasa a la piñata. La más tradicional es la que tiene siete puntas, pues representan los siete pecados capitales. Se cuenta que el palo, representa la fuerza que te da Dios para poder combatirlos y que te tapen los ojos, la fe ciega.

Posteriormente se pasa a comer. Generalmente es una fiesta llena de antojitos mexicanos, tamales y el tradicional ponche. Esta bebida que lleva varias frutas, se le pone su “piquete”, es decir, para los que les gusta más fuerte, se le pone ron o cualquier bebida de la preferencia de quien se la toma. Los buñuelos son indispensables para terminar la merienda. Hay quienes los hacen de molde o de viento, o simplemente a manera de hojuelas.

Te recomendamos no perder esta bonita tradición tan nuestra. Y nos ponemos a tus órdenes para organizarla.

Comments are closed.